miércoles, 30 de enero de 2008

Raciones de caos

Últimamente me llevo raciones de caos del trabajo a casa. Es por eso que posteo poco, y no porque no haga nada. La última del caos en mi vida ha sido esconder –malvadamente- el cargador de baterías de mi portátil, así que una vez se acabó la batería me quedé sin portátil. Ahora que se la he arrebatado al caos espero organizarme mejor y postear algo más.

Otra cosa que me está llenando de caos -aunque debería hacer el efecto contrario- es que me suscribí a Bloglines. Ahora la información se me come, aún paso más rápido por los blogs, me estreso mogollón, y no me enteró de ná. Ja, ja.


De momento he liquidado los últimos días libres que me quedaban pendientes del 2007, y nos hemos dedicado los tres a tomar el sol. Blanquito parece muy tranquilo, pero lleva una temporadita de activo Don Juan; ya se ha olvidado de Sofia, por quien suspiraba la semana pasada, y se ha echado una nueva novia, que no sabemos como se llama, pero que es como dos tercios más pequeña que él. A las cuatro de la mañana cree oportuno llamarla -vive como a un kilometro- y aulla, el muy canalla, como si estuviera en la estepa siberiana.


Aunque sea un poco pronto florecen los almendros, lo que da muy buenas sensaciones.


Y por San Antón, llegaron por correo los últimos libros que pedí en el 2007.


Creo que no lo he dicho, me suscribí a Interweave Crochet, y aunque hice la suscripción en noviembre, no pensaban mandarme el número de invierno, así que lo he comprado suelto. Con gastos de envío me ha costado como media suscripción anual. Es lo que tienen los caprichos.

Y ya estos últimos días he tenido un ataque grave de calcetines.


Empecé estos calcetines de color morado con parte de la lana Berry de Ewa’s Sockenwolle.


Y estos otros con parte de la lana Fabel que compré la semana pasada en Persones Llanes. Es una lana que se trabaja superbien, una vez hechos todo el mundo quiere unos calcetines iguales, es muy cómoda de llevar y de lavar, y está muy bien de precio. Estos me están costando un poco de hacer porque los estoy haciendo para un 43 de pie, y claro, acostumbrada a mi 38 se hacen un poco cuesta arriba.


Me he propuesto hacer al menos una repetición de los Birch Leaf Socks al día, y he pasado del patrón original haciendo el talón con vueltas cortas y a mi aire.


Aprovechando el tema calcetín, y para ir caldeando el ambiente, el viernes 1 de febrero Pilar pone en marcha el Swapetines 2008. No os lo perdais!!!

5 comentarios:

  1. Menosl mal que el caos no te deja, si te dejara....
    Chica si te ha cundido. Es verdad que los calcetines de fabel sonuna maravilla, yo me hice unos y lavan fantasticamente. Los morados tienen que quedar muy bien puestos y calentitos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es la primera vez que comento,pero te sigo hace tiempo.Me encanta todo lo que haces,y como dice Carmen Mari,menos mal que el caos no te deja..........; chiquilla �tejes en sue�os?.Es una delicia para los ojos ver las cosas que haces,eso si,eso resta productividad a mis labores que se quedan aparcadas mientras me recreo con las tuyas.
    Un beso
    Mari Cruz

    ResponderEliminar
  3. Wuoooo cuanto calcetin y cada uno mas lindo que el otro!
    Cariños.

    ResponderEliminar
  4. Hola! gracias por visitarme! veo que eres tan adicta a Persones Llanes como yo! Encantada de conocerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar